1

Supe que tendría que llevar oro.
Cuando lo trajeron de mi tesorería
aun yo me maravillé de él.
       Me había llegado de un suplicante real,
       un pequeño cofre engastado con soles y leones.
Ni él sabía del todo lo costoso que es:
       el metal luce con el sudor de esclavos,
       su belleza pesada con sangre.
(Había soñado yo que en algún otro mundo
       se le llamaba el excremento de los dioses.)
Tenía que ser la medida incorruptible del precio.

                               2

Una vez que supe que iba,
       supe lo que traería;
el cofrecito de olíbano estaba sobre la mesa,
blanco incienso macho, gotas en forma de pezones,
traído por un viajero de Hadramaut.
       Al mirar al cielo
       la tres lágrimas que había puesto en el brasero
       despidieron su aroma.
Olía amargamente dulce,
esta coagulada sangre de árboles.
Este humo sacro a los ritos de Isis,
esta costosa resina preciosa a Horus.

                               3

Por cada venir hay un ir,
       aun para las estrellas.
El uno no más asombrante que el otro,
el uno es para celebrarse tanto como el otro,
       y mandé por la mirra,
       morena y amarga y costosa,
       traída a través largas distancias por un amigo.
(Dijo que en algún lugar se la alimentaban a las vacas
para que le fluyeran rica la leche,)
             incienso para los dioses,
             ungüento para los muertos.


[De los apuntes de un mercader galileo tarde en el reino de Herodes el Grande: "El censo ha sido bueno para el negocio, alabado sea el Señor Dios. Los precios son altos y nadie pregunta de donde viene el dinero. Hoy un artesano villano compró una de mis mulas mejores: una cajita de oro; dos mantas gruesas de lana: una libra de incienso; y pan de trigo, higos desecados, tres botas de vino (para un viaje largo dijo): una libra de mirra."]



Rafael Jesús González nació en el ambiente bicultural/bilíngüe de El Paso/Juárez y asistió a la Universidad de Texas en El Paso, la Universidad Nacional Autónoma de México, y la Universidad de Oregon. Profesor de escritura creativa y literatura, ha enseñado en la Universidad de Oregon, la Universidad Estatal Occidental de Colorado, la Universidad Estatal Central de Washington, la Uni versidad de Texas en El Paso, y en el Colegio Laney, Oakland (donde fundó el departamento de Estudios Mexicanos y Latino-Americanos.) Ha también enseñado en las escuelas primarias y secundarias bajo el programa Poetas en la Aula. Su poesía y artículos académicos aparecen en revistas y antologías en los Estados Unidos, México, y el extranjero; su colección de versos El Hacedor De Juegos/The Maker of Games publicada por Casa Editorial, San Francisco, se imprimió por seguna vez. Has sido tres veces nombrado para el Premio Pushcart. También artista en artes plásticas, su obra se ha expuesto en el Museo de California de Oakland, el Museo Mexicano de San Francisco, el Museo de Arte Charles Ellis en Milwaukee y otros en los EE. UU., México, y el extranjero. Fue Poeta Residente en el Museo de California de Oakland y en la Biblioteca Pública de Oakland bajo el premio "Escritores en Sitio" de Poetas y Escritores Inc. en 1996 y ha side elegido para el Premio Anual por Exito Literario de Dragonfly Press en 2002. Forma parte de la Mesa Directiva de la University of Creation Spirituality en Oakland; el Comité Asesor Latino del Museo de California de Oakland, y la Mesa Asesora sobre las artes de la Ofincina de Educación del Condado de Alameda.
Contributors | Guest List | Archives